Antes de hacer una web, piensa en el SEO

por | 19 enero, 2023 | Marketing digital

Si ya has leído nuestra anterior entrada sobre SEO ya sabrás de qué va esto del posicionamiento orgánico o natural. Pero te hago un pequeño repaso:

SEO son las siglas de SEARCH ENGINE OPTIMIZATION

O lo que viene a ser lo mismo, OPTIMIZACIÓN PARA MOTORES DE BÚSQUEDA. Es el conjunto de acciones que tenemos que hacer, sobre todo a nivel interno de la web, para que se indexe correctamente en los motores de búsqueda y además, gane poco a poco posiciones, subiendo en los resultados de búsqueda.

El SEO no es una única disciplina, sino que tiene muchísimas ramas. Por eso vamos a intentar hacer un resumen de algunos de los aspectos, más técnicos y realacionados directamente con cómo está creada una web. En otro momento hablaremos de aspectos más estratégicos como el análisis de palabras clave o de la competencia, vitales para crear un buen posicionamiento para tu farmacia.

Pero para no hacer esto demasiado aburrido, haremos un resumen de dos de los más importantes bloques que afectan al posicionamiento de una web:

SEO OFF PAGE

Es decir, las estrategias que tomas, que no aplicas directamente sobre tu web, pero que sirven para que esta esté mejor posicionada. Un ejemplo de esta estrategia es crear enlaces hacia tu web desde otros sitios para que haya más visitas y la web sea tomada en consideración. Cuanto más relevantes sean los sitios desde donde consigues los enlaces, mejor: Es mucho mejor que una autoridad en tu campo ponga un enlace a una entrada de tu blog a que alguien la comparta en Facebook, aunque ambas cosas tienen valor.
Por eso es importante que trabajes este aspecto, así que ya sabes. Si tu farmacia tiene una web o una tienda online, piensa si puedes buscar colaboraciones desde otras webs donde puedas por ejemplo escribir una entrada de blog, hablar de tus productos o servicios, de tu farmacia o tu equipo, y de paso crear algún enlace hacia la web de tu farmacia.

SEO ON PAGE

Es decir, el seo que se hace sobre tu página web y que determina hasta qué punto esa web está bien construida, pensando en los buscadores por un lado y en los usuarios en otro.

Cuando hablamos de SEO ON PAGE nos referimos sobre todo a cómo está construida la web. Piensa en la web de tu farmacia como en una casa. No te pondrías a apilar ladrillos uno encima del otro sin saber qué vas a construir, ¿verdad? Necesitas buenos materiales, herramientas, unos buenos planos y por supuesto, un equipo de especialistas. Pues con tu web pasa lo mismo.

En muchas ocasiones nos encontramos con webs que, aunque aparentemente son bonitas y bien creadas, no tienen apenas visitas o no hay resultado tan rentables como se esperaba. Y muchas veces, cuando empezamos a revisar qué ocurre con esa web, nos encontramos con que el equipo de diseño que la ha creado no ha tenido en cuenta el SEO. Esto que quiere decir? Que te toca picar toda la casa para cambiar el sistema eléctrico. Algo así. Es decir, tienes que “romper” cosas de tu web para volverlas a hacer bien.

Es por eso que es más fácil si el equipo de desarrollo encargado de hacer tu web tiene en mente desde el primer momento una estrategia de posicionamiento o al menos deja tu web en las mejores condiciones posibles para que la tarea del SEO recurrente, la que tenemos que hacer casi cada día, funcione adecuadamente. Pero ¿cuáles son esas condiciones? Realmente hay muchas, pero voy a destacarte 5:

Una web rápida

De esto podemos hablar largo y tendido, porque es una disciplina con entidad propia dentro del SEO. Créeme cuando te digo que la velocidad de una web es un factor que impacta de forma importantísima en tu web, porque lo hace de dos maneras y en dos momentos distintos: si tu web tarda demasiado en cargar, los usuarios la cerrarán y se irán a otra. Pero lo que es peor, si tu web da malas puntuaciones en los sistemas que utiliza Google para medir la velocidad, irá bajando en los rankings y cada vez aparecerá en peores posiciones en los índices de Google.

Una buena arquitectura de la información

Esto quiere decir que tu web tiene que estar bien organizada, de una forma lógica y sencilla de seguir. Todo el contenido de tu web debería estar a menos de 4 clics de distancia de la Home. Crear contenido que esté oculto detrás de rutas complicadas y que para llegar a él haya que cargar la web demasiadas veces es un contenido que, para ser realistas, no existe.

Una versión móvil que sea incluso mejor que la versión de escritorio

Esto quiere decir que se tiene que ver bien, pero también que tiene que ser de uso muy sencillo en móviles. Hay webs que son muy bonitas en móviles, con mucho movimiento y diseños espectaculares, pero complejas de usar. Las interacciones, es decir, los pasos que los usuarios dan dentro de tu web, cuentan, así que hay que ponérselo fácil.

Un código limpio y sin redundancias

Detrás de cada web hay miles de líneas de código que nosotros no vemos, pero que los navegadores interpretan para que nosotros veamos la versión “cocinada”. Esa programación tiene que ser limpia, lo más posible, primero porque cuanto más limpio sea más rápido se va a ejecutar (lógico, se tarda menos en leer 200 líneas que 20.000), pero también bien hecho. Como a mi me gusta mucho poner ejemplos que bajen estos conceptos a la vida real, te voy a poner uno muy claro: imagina que cada producto que forma tu rutina para el rostro, la que haces por la mañana, estuviera en una punta de la casa. Suma todos los tiempos que tardas en ir a cada producto al tiempo final que usas habitualmente para hacer la rutina. ¿A que no tendría sentido? pues en programación ocurre lo mismo. Cuanto más organizada esté la información, mejor.

Un código que le guste a Google

De entre este código del que hablamos, hay fragmentos que no están hechos para que los veamos los usuarios, sino que son para Google. Son importantes porque ayudan a que los rastreadores como Google localicen rápidamente la información y muestren esa información de la mejor manera posible en los resultados de búsqueda.

Todos estos puntos son importantísimos a la hora de hacer una web. Me atrevo a decir que son más importantes incluso que el tipo de letra, los colores o el diseño que escojas para tu web. Además, si no están bien implementados de base, cuesta mucho corregir y solucionar estos problemas. Digamos que son como la instalación eléctrica de una vivienda: es mejor montarla mientras construimos la vivienda, y no hacerlo una vez están las paredes pintadas, ¿verdad?

Recuerda, como siempre, que cualquier duda o pregunta que quieras hacernos, estamos aquí para ti! no te cortes y ¡escríbenos!

    He leído y acepto la Política de Privacidad de Starfarma

    Paloma Sastrón Toledo será responsable de tus datos y serán enviados a Webempresa para poder recoger las dudas sobre una posible contratación. Podrás ejercer los derechos que tienes de acceder, rectificar y suprimir los datos, escribiendo a paloma.sastron@gmail.com. Tus datos serán guardados solamente durante 6 meses, o mientras nuestra relación contractual permanezca activa. Para más información visita la política de privacidad pincha aquí.

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA de Google. Aquí tienes información de su política de privacidad y los términos de uso .

    0 comentarios

    Enviar un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ×

    Paloma Sastrón - Starfarma

    × ¿Cómo puedo ayudarte?