¡Que no te tomen el pelo con la cosmética natural!

Quiero compartir contigo una experiencia reciente que me ha sabido un poco agridulce. Sí, como el pollo. Más bien ha sido amarga, pero quiero ser positiva y sacar un aprendizaje hasta de los malos ratos.

Estaba yo paseando por Instagram el otro día y me llama la atención el texto de una mujer que elabora cosmética natural en su casa. Hasta ahí, nada raro, que cada uno venda y viva de lo que quiera. La mujer decía que desde que su ginecólogo le dijo:

Y las cremitas sin parabenos que le llegan al bebé y no es bueno.

Se dio cuenta de la importancia de las cremas sin “tóxicos”.

Aquí es donde veo el problema. Primero, el médico no sé dónde estudió medicina ni quien le dio el título. Segundo, tú haces caso al médico y lo divulgas a los cuatro vientos y a los miles de seguidores de Instagram que tienes. INCORRECTO.

Que tú hagas cremas en tu casa porque te entretiene y te gusta, vale. No sé cuánto sabrás de galénica, ni de formulación magistral, ni como de estéril será el lugar donde lo realizas, pero ese es otro tema. [highlight dark=»no»]Lo que me parece peor que mal es que recurras a la “quimiofobia” para incentivar y darle más valor a tu proyecto.[/highlight] “Hago cosmética casera natural porque todas las cremas del mercado tienen tóxicos y no son seguras”. STOP. Por ahí no paso.

Las cremas que llegan al mercado son seguras. Se han testado y comprobado una y mil veces que no contienen ningún producto perjudicial para la piel. ¡Cómo va a sacar un laboratorio una crema que contenga ingredientes tóxicos! Sería como tirar piedras contra su propio tejado.

Sigo con mi historia, que no se queda ahí. Muy educadamente le pido a esta señora que comparta con todas sus seguidores estudios científicos que justifiquen que los parabenos son malos. [highlight dark=»no»]Y se abrió la caja de pandora: ¡PAM! [/highlight]Sus fieles seguidoras, como ovejas de un rebaño, me empiezan a insultar. Todavía sigo esperando los datos científicos, en vez de eso solo obtuve improperios del estilo de: eres una envidiosa, solo quieres tu momento de gloria, eres una ignorante porque todo el mundo sabe que los parabenos son malos… Perlitas así tuve que leer cuando lo único que quiero es que la gente tome decisiones en base a estudios probados.

[highlight dark=»no»]Con toda la información de la que disponemos, estamos más desinformados que nunca.[/highlight] Nos fiamos de cualquier “cuñado” que te vende la moto sin saber qué formación tiene ni cuáles son sus fuentes.

Para que te rías un rato y para que flipes otro tanto, escucha atentamente. ¿Sabías que hay mucha gente que piensa que la tierra es plana? Te lo juro. En el 2018 todavía hay personas que justifican por activa y por pasiva la planicie del planeta tierra.

Mitos sobre la quimiofobia

Vamos a desmantelar en un periquete los principios que tiene la gente que apela por lo natural, que no quiere química ni cosas tóxicas.

[checklist type=»arrowed» margin_bottom=»no»]

  • [highlight dark=»no»]TODO ES QUÍMICA.[/highlight] El agua, sin ir más lejos. ¿Qué hay más natural que el agua? El agua o H2O se compone de dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. ¡Cuidado! Estás respirando oxígeno, pura química.
  • [highlight dark=»no»]No existen estudios que justifiquen la toxicidad de los parabenos.[/highlight] Si no los hay, ¿por qué buscamos tres pies al gato? A raíz de esta alarma social, se están empezando a utilizar otro tipo de conservantes menos seguros, menos eficaces y menos utilizados. Por ejemplo, el Arobocide. Este conservante es un derivado de la fermentación de una levadura, Leuconostoc spp. El problema de este bichito es que inhibe la proliferación de bacterias pero no de hongos. Aun así, para que Arobocide fuese efectivo tendría que estar en un proporción del 2 al 4%, una concentración muy alta para un conservante. A estas concentraciones, podría modificar la composición de cualquier producto cosmético.
  • Todavía [highlight dark=»no»]no hay estándares oficiales que regulen la cosmética natural.[/highlight] Los fabricantes pueden poner la etiqueta de “natural” casi donde quieran. Lo que suelen hacer los listillos de muchos fabricantes es introducir una pequeñísima proporción de un ingrediente que suene súper natural (por ejemplo: manteca de karité). Si te fijas en la lista de ingredientes (INCI) este ingrediente estará en las últimas posiciones. Los ingredientes de las listas INCI van de mayor a menor proporción. Eso sí, pondrán bien grande en el envase que lleva manteca de karité.
  • [highlight dark=»no»]Es muy difícil formular cualquier producto cosmético si limitas los ingredientes que puedes utilizar[/highlight] a componentes solo naturales. Tensioactivos, polímeros, perfumes, conservantes… se quedaran tristes mientras esperan a que alguien los utilice.
  • [highlight dark=»no»]Lavados de cara[/highlight] por todos sitios. El mercado de la cosmética natural aunque está en continuo crecimiento por ahora solo representa el 10-15% del mercado total. Los laboratorios que quieren llegar a esta pequeña proporción lo que hacen es un lavado de cara y sanseacabó. Nadie les controla ni les regula. Van a lavarse la cara diciendo que no utilizan parabenos pero utilizaran otro conservante químico. Al fin y al cabo, lo que quieren es que sus productos funcionen.
  • [highlight dark=»no»]La cosmética natural no es más segura que la cosmética tradicional[/highlight]. Si lo que de verdad te importa es la seguridad de tu piel, que no te vaya a producir alergia o irritación, siento decepcionarte. Como muestra un botón. En este post te conté como científicos habían detectado que el aceite de lavanda y árbol de té producía ginecomastia (aumento del tejido mamario) en niños prepuberales. http://farmaciadetorres.es/las-plantas-no-son-inofensivas

[/checklist]
Espero haberte dado argumentos suficientes para que tú mismo puedas discernir entre un charlatán y un divulgador científico. Espero que a mi metas en el segundo saco. Eso sí, no dejaré de sacar la cabeza para defender la cultura de la ciencia.

Te espero en los comentarios, me encantaría saber qué opinas sobre este tema tan controvertido.

firma Paloma Sastrón

Fuente:

It’s okay to have lead in your lipstick. The Beauty Brains.

close

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer las últimas novedades sobre marketing digital para tu farmacia.

¡Prometemos que nunca enviamos spam!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Privacy Preference Center